RESPIRAR CON EL ESTOMAGO


Respirar con el estomago, lo que técnicamente se llama respiración abdominal profunda, promueve un estado de calma fisiológica que contrarresta los daños del estrés. He aquí paso a paso, cómo hacerlo:

1. Acuestese boca arriba y póngase un libro sobre el vientre. Relaje los músculos abdominales e inspire profundamente hasta levantar el libro. Al exhalar, el libro debe bajar. De este modo se introduce aire no sólo en la parte alta del pecho, sino en la región inferior de los pulmones, lo que distiende la cavidad torácica completa.

2. Incorpórese y llévese la mano derecha al abdomen y la izquierda al pecho. Respire profundamente de modo que la mano derecha se mueve hacia adelante y hacia atrás, mientras que la izquierda se queda relativamente inmóvil. Inspire por la nariz y exhale por ésta o por la boca, y disfrute la sensación de la respiración abdominal.

3. Mientras mira el segundero de un reloj, inspire despacio hasta llenar el abdomen durante cinco segundos. Después, exhale durante cinco segundos. Realice respiraciones abdominales profundas durante todo el día; por ejemplo, al despertar, antes de dormir, y ante cualquier situación angustiosa.

Carol Krucoff y el doctor Mitchell Krucoff

CONTRATA TU ESPACIO

CONTRATA TU ESPACIO
por solo $100.00 pesos al mes

VISITAS