Trucos para que tus flores cortadas duren frescas más tiempo


¡Me encantan las flores frescas! Aportan tanto color, aroma y adornan a la vez que realmente realzan cualquier sitio en donde se las ponga. El problema es que algunas duran muy poco tiempo y se marchitan o secan rápidamente una vez cortadas, y es por eso que a veces prefiero no hacerlo. Pero, hoy he encontrado unas cuantas formas de hacer que las flores prolonguen su belleza en el florero y las comparto contigo.

Cómo cortar las flores
Si eres tú quien corta las flores entonces hazlo a primera hora de la mañana, cuando aún no le han dado los rayos del sol de forma directa, para evitar que se deshidraten con mayor facilidad.

Las flores como los crisantemos, dalias, zinnias y gerberas es conveniente córtalas cuando tienen la flor abierta; en cambio, otras como los gladiolos, alstroemeria o boca de dragón puedes cortarlas con capullos pero al menos deben tener una flor totalmente abierta.

Corta alrededor de 2 centímetros cada tallo en diagonal o en un ángulo de 45º; hazlo con una tijera o cuchillo afilado, de éste modo podrán absorber el agua con mayor facilidad. Ni bien termines de hacerlo sumérgelos en agua.

Antes de colocar las flores en un recipiente, límpialo bien al igual que a los tallos de las flores para evitar que las bacterias proliferen y las dañen.


Conservación de las flores
Cuando coloques las flores en el florero nunca dejes hojas por debajo del nivel del agua ya que se pudrirán. El agua siempre debe ser templada y debe cambiarse cada dos días. Lo mejor es situarlas en un ambiente fresco, también las puedes guardar en la nevera durante la noche.

No coloques las flores cerca de fuentes de calor, aire acondicionado o de forma directa a los rayos del sol.

Hay flores que tienen los tallos huecos, un truco para que estas flores duren más tiempo es llenar los tallos con agua y tapar el extremo con un algodón; luego, colócalos en agua de forma normal.

El spray o fijador de cabello también es bueno para que tus flores perduren más tiempo; rocíalas a una distancia de 10 centímetros.


Tips que harán que tus flores duren más
> Coloca una moneda de cobre en el agua del florero; de éste modo las bacterias no se reproducirán tan fácilmente.
> Mezcla 3 cucharadas de azúcar y 2 cucharadas de vinagre blanco o de manzana en el agua del florero y vuelve a hacerlo cada vez que cambies el agua.
> Coloca ¼ de taza de refresco tipo gasificado de sabor limón.
> Añade unas gotas de lejía al agua del florero para evitar que el agua se vuelva turbia.

Esta nota ha sido patrocinada por: