Ir al contenido principal

Sexo furtivo y pedidas de mano convierten a Río 2016 en las Olimpiadas del amor

Dos propuestas de matrimonio y una noche de pasión que acaba con una gran crisis son el balance de lo que va de JJOO


Debe ser que la alegría del país latinoamericano se ha contagiado en los deportistas que participan en lasOlimpiadas de Río 2016, pero estos JJOObien podrían ser calificados como los del amor. Entre medallas, deportes y récords hay hueco para algo más, y es el amor el que ha dado problemas a unos y alegrías a otros.
Ayer, He Zi, una saltadora de China, acababa de ganar la plata tras su buena actuación en el salto de trampolín de tres metros. Cuando se estaba haciendo la entrega de trofeos, su pareja, otro saltados chino, Qin Kai, se acercó para pedirle matrimonio delante de todo el mundo. La joven se quedó en shock durante unos segundos, que se debieron hacer eternos para su novio, hasta que finalmente pronunció el «sí».
Pero no ha sido la única propuesta de matrimonio de las Olimpiadas de Río 2016. Hace unos días, tras la final de rugby femenino que ganó Australia, una voluntaria encargada del estadio donde tenía lugar el encuentro, cogió el micrófono e hizo su particular confesión de amor a su novia, una jugadora de la selección de Brasil. Enya, la encargada del estadio, y Cerullo, jugadora de rugby, son la primera pareja que se compromete públicamente en unos JJOO.
Pero no todo lo relacionado con el amor que ocurre en Río 2016 es de color de rosa. Que se lo digan a Ingrid de Oliveira, una saltadora brasileña. Por pasar una noche de pasión junto al remero Pedro Gonçalves, echó a su compañera de habitación del cuarto. Lo peor del caso es que su compañera era Giovanna Pedrosa, su compañera en una prueba de salto sincronizado justo al día siguiente de esa apasionada noche. La pareja sacó muy mala puntuación por ir enfadadas a la prueba. El COI ha decidido expulsar a Ingrid de Oliveira de las Olimpiadas por tener un comportamiento poco deportivo y ser poco considerada con su compañera de habitación y de rutina.


Fuente: LAVERDAD.ES